Para reflexionar…

En la mejora continua de procesos y en cualquier aspecto tal vez sólo hay tres cosas que podemos y debemos saber con exactitud: dónde estamos, dónde queremos estar y con qué medios deberíamos maniobrar en el confuso territorio que hay entre el aquí y el allá. En la mejora continua, LA INCERTIDUMBRE ES NORMAL, la ruta a seguir no se puede predecir con exactitud, por lo que lo mejor que podemos hacer es conocer el método, los medios y las herramientas que podemos utilizar para abordar la confusa ruta para llegar a una nueva condición deseada y no cuál será el contenido y los pasos de nuestras acciones o las soluciones. Con lo que podemos decir que la adaptación y mejora continua es: LA CAPACIDAD DE AVANZAR HACIA UN NUEVO ESTADO DESEADO A TRAVÉS DE UN CAMINO IMPREDECIBLE, SIENDO SENSIBLES A ETAS CONDICIONES Y REACCIONANDO ANTE ELLAS.